El poder de las Afirmaciones Positivas y cómo "aprovecharte de ellas"

EL PODER DE LAS AFIRMACIONES POSITIVAS:

Quizás cuando nos sentimos mal, la sola idea de forzarnos para pensar de forma positiva, solo consigue hacernos sentir peor.

Hay una parte de nosotros que dice:

“qué tontería, ¿no ves que todo es un desastre?”

Sin embargo, las afirmaciones positivas funcionan. Funcionan, y mucho.

Ante todo, no se trata de palabras lindas, frases con un alto contenido de positivismo y de ir repitiéndolas por la vida como el loro del pirata Morgan.

Es algo más complejo que esto.

Las afirmaciones positivas tienen sus secretos, técnicas y requisitos.

Conociendo estos tips y poniéndolos en prácticas sus beneficios se harán presentes en tu vida y elevará tu energía y bienestar.

¿Nada mal, verdad? pero....

¡Hay que hacerlas bien!

Pero, para entender íntegramente cómo trabajan las afirmaciones a nuestro favor, primero debemos conocer algunas consideraciones sobre el tema:

· El pensamiento positivo, bien gestionado, nos hace más resistentes a algunos trastornos del estado de ánimo.

· Es una puerta que nos permite aprender a controlar nuestra mente y acceder a un estado de bienestar más estable y duradero.

· Es importante que le confieras la naturaleza de realidad.

· Tienen la capacidad de mejorar nuestro estado emocional.

· Hay que encontrar la que nos funcione.

· No siempre son las mismas, dependen de cada persona y del momento.

Una afirmación puede funcionar porque: logra motivar, ilusionar y hasta re programar a nuestra mente para que trabaje en base a una idea determinada, sin embargo:

LOS EFECTOS NO SON PARA TOD@S IGUALES

Lo sé, hay afirmaciones que le van fantástico a ciertas personas mientras que a otras no le hacen el menor efecto y ¿Por qué sucede esto? En la siguiente cita de la reconocida Louise Hay (escritora y pionera en los libros de auto ayuda) creo que está muy bien explicado:

«Una afirmación es realmente todo lo que dices o piensas. Mucho de lo que normalmente decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Tenemos que reeducar nuestro pensamiento y hablar en patrones positivos si queremos cambiar nuestras vidas». -Louise Hay


Cuando una creencia negativa está hondamente arraigada en nuestra mente inconsciente, esta posee la capacidad de invalidar una afirmación positiva. ¡Inclusive puede que no seamos conscientes de esto! HE aquí la respuesta por la cual para muchas personas las afirmaciones no parecen “trabajar” a su favor. Si esas pautas de pensamiento negativo son muy fuertes, chocan con aquello positivo que les sucede y ¡lo anulan!


Ahora te propongo:

1- Observar tú diálogo interior.

2- ¿Qué pauta mental tiene mayor injerencia en tu vida cotidiana? Lo positivo o lo negativo…

3- Si tu respuesta es lo negativo, ¡No desesperar! Tiene solución: Va a requerir de disciplina y tiempo, pero es importante que lo hagas para potenciar tú desarrollo personal y beneficiarte con esta técnica.

¡Se puede! ¡Vamos, no te desalientes, las afirmaciones positivas son maravillosas, te lo aseguro!

Yo las "uso" a diario, las recomiendo a mis pacientes, consultantes y alumnos y son un gran aliado cuando se trata de mejorar nuestro estado de salud, bienestar y energía vital.

Ahora, a poner en prácticas las afirmaciones positivas.

Veamos cómo hacerlo...

Con los siguientes pasos:

A) Hacer una lista con las que consideres son tus cualidades negativas. ¡Sin juzgarse!

B) Analizar si existe un tema recurrente, tomar nota.

C) ¿Existe alguna relación con una dolencia o malestar físico?

D) Ahora, ¡a darle vuelta! Ese auto juicio contiene su contrapartida positiva, ok ¡A escribirla!

E) ¡Vamos por más!: Tendrás que expresar la afirmación positiva en voz alta y frente al espejo. Ideal repetirla durante 5 minutos y al menos 2 veces, por la mañana y por la noche, hasta cambiar esa pauta de pensamiento negativo.

F) Si hubo un malestar físico mientras trabajabas en esto, llevar una mano a la zona donde se sintió dolor y repetir la afirmación positiva será la manera en que el cuerpo también se beneficie con ella.

G) Para potenciar aún más estas afirmaciones: “inspirar y exhalar de forma consciente” mientras la dices o la escribes para reprogramar tu mente con los nuevos mensajes saludables.

H) Imagina que acabas de adquirir un pequeño cachorrito, para que crezca sano y fuerte deberás cuidarlo, darle amor y ocuparte de su comida y de que aprenda ciertas cosas.

ok. Esto mismo es lo que deberás hacer con esta nueva forma de pensamiento positivo: alimentarlo, cuidarlo y hacerlo crecer cada día con más fuerza y verás los resultados. ¡No abandones!

I) Hacer una lista de las pautas positivas que sí hay en tu vida, seguramente sos buena/o para muchas cosas.

¡Empezar a creer en vos!, a cambiar esa línea de pensamiento que se repite en tu interior: “soy inútil”, o “no sirvo para nada” o “que tonta, como pude hacer esto o aquello”.

J) Cambiar por: “ok, me equivoqué, veamos que puedo aprender de esto”. O “voy a aprender”, “buscaré ayuda para...”

Ninguno de nosotros somos perfectos y maravillosos en TODO, algun@s somos más capaces en determinadas cosas y otr@s en otras. No quieras abarcar demasiado y auto exigirte. Sí, enfócate en cambiar esas pautas descalificadoras que minan tu auto estima, te quitan energía y no te ayudan a avanzar.

Por último y no menos importante:

Armar tu afirmación positiva, repetirla a diario y ayudarte con ella a salir adelante.

Plus: los pensamientos positivos también estimulan nuestra glándula Timo, encargada de regular el flujo energético que recorre nuestro cuerpo, es nuestro centro inmunológico. Para conocer más sobre este tema te invito a leer el post “Timo, la glándula de la Felicidad”

¡Sigamos adelante!

CÓMO ENCONTRAR LAS MEJORES AFIRMACIONES:

No Te Pases de Positivo: uno de los errores es hacerlas demasiado positivas. Frases típicas como: la vida es fantástica, todo está bien, soy tan feliz….

¡Así, no funciona!

¿Por qué?

porque implican un salto demasiado grande desde el punto donde estamos ahora y al queremos llegar. Si estamos pasando un mal momento, e intentamos pensar que la vida es maravillosa, estaremos intentando hacer un cambio emocional demasiado brusco.

Veamos un ejemplo: Es como intentar hacer una maratón el primer día que salimos a correr. Imposible, ¿verdad?

Es más efectivo ir poco a poco y elegir frases menos ambiciosas al principio. La manera de hacerlo es no buscar frases que nos hagan sentir bien, sino frases que nos hagan sentir mejor. ¡Esta es la clave!

- Elegir afirmaciones positivas cortas

- Repetirlas mientras estas viajando en el subte, tren, o en la cola del supermercado.

- Podés planear realizarlas en la mañana, con 5 minutos serán suficientes.

- Cuando tengas algún pensamiento negativo, inmediatamente hace un stop y comenzá a repetir tu afirmación positiva

- Cuando te sientas intranquil@ hasta que te tranquilices.

- Prestá atención a lo que estás diciendo, mantenerte presente, en al aquí y ahora.

- Entre más conectad@ con tu deseo y más convencid@ estés más fácil verás resultados.

- Al ir afirmando aquello que se desea en la vida, lo vas creando mentalmente y emocionalmente lo ves y lo percibís como verdades, sin importar cuales sean tus circunstancias actuales, así lo vas a atraer a tu vida.

Hay que buscar, y sí. Pero seguro que hay pensamientos que te harán sentir mejor, aunque sea sólo un poco. Y una vez conseguida esta pequeña mejora, podrás buscar frases algo más positivas. Y así, poco a poco, ir mejorando tu estado.

Así que no busques afirmaciones super positivas, busca simplemente pequeños pensamientos que te hagan sentir un poco mejor y creíbles, ¡tu mente tampoco es tonta!

Ya la vas a encontrar… y

¡¡Cuando la tengas, hacerla tuya!!

Repetirla, mentalmente o en voz alta, sentirla, incorporarla a tu vida y vibrar con ella

Y, seguramente te hará sentir cada día un poco MEJOR.

Om Shanti

¿Qué te pareció este artículo? ¿Conocías el poder de las afirmaciones positivas?

Espero tus comentarios y sugerencias, estaré encantada de contestarte.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo