Meditar en la ducha

¡¿Te parece imposible?! Te aseguro que no lo es.

Meditar consiste en prestar atención plena a la actividad que estamos haciendo, y sí, normalmente es más fácil estar en una habitación tranquila en una posición sentada en un entorno calmado, pero también podemos aprovechar los momentos más inesperados para hacerlo y buscar momentos de paz y el tiempo que estamos bajo el agua de la ducha puede ser uno de esos...

¡¡ Te invito a que lo intentes!!

Esos minutos que te toma ducharte son excelentes para meditar, pues somos conscientes de nuestro cuerpo y, si sos capaz de evitar las prisas, la ducha puede ser un espacio ideal para que limpies el estrés y los pensamientos y emociones negativas y que se vayan por el desagüe.

Repetí el mantra:

“Que esta agua limpie mi cuerpo, mis emociones y pensamientos y renueve mi vitalidad”

¡Aprovecha esos momentos para hacerlo!

En mi experiencia, es uno de las mejores prácticas cotidianas, sencilla y eficaz.

¿ y si lo probás?...


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo